Niña de 17 años dio a luz en plena calle. Nadie puede creer quién es el papá…

Curiosidades 2017-12-15 270

La noticia de un embarazo suele ser recibida con alegría y entusiasmo en la mayoría los hogares, porque se cree que el nuevo ser viene a llenar de luz la vida de sus padres. Por desgracia la familia de esta joven, originaria de la India, piensa muy diferente.

El calvario de la chica de apenas 17 años, empezó cuando se entero que estaba embarazada, ya que tuvo que darle la noticia a sus papás. Tuvo que confesarles que su hermano mayor, quien se encuentra en la cárcel por robo desde hace varios meses, era el padre del hijo que esperaba.

Pero su padre no le creyó, y como no estaba dispuesto a hacerse responsable del bebé la sacó a la calle.

Llamó a la puerta de varios conocidos en busca de alojamiento y todos se negaron a recibirla. Decían que era una deshonra para la sociedad, y que por respeto a sus tradiciones y en nombre de la amistad que tenían con sus padres, no podían ayudarla.

Terminó viviendo en la calle los últimos cuatro meses de embarazo; pasó hambre, vivió humillaciones y soportó dormir en las banquetas, todo con tal de tener en los brazos a su bebé.

La semana pasada comenzaron las contracciones, hasta el grado de ser insoportables. Como pudo la chica llegó al hospital más cercano, pero le negaron la entrada por ser menor de edad y no estar acompañada de un tutor legal.

No podía más. Gritó a su alrededor para pedir ayuda pero nadie parecía escucharla. Estaba en la calle, no conocía a nadie, y el centro médico más cercano quedaba muy lejos, no llegaría a tiempo.

Su vista empezó a nublarse, su cuerpo ya no soportaba el dolor, se arrodilló en la calle y dio a luz sin ayuda de nadie.

Exhausta se sentó en el piso y trató de cubrir al bebé que aún tenía unido por el cordón umbilical. La gente pasaba a su lado, sin mostrar compasión o asombro.

Prakash Sharma, un testigo, afirma: “Estaba en una condición miserable. Temblaba y no podía levantarse para abrazar a su niña”.

Por fin una mujer se apiadó de ella, la subió a un taxi y la acompañó a un centro de salud donde sí accedieron a atenderla.

Los médicos afirmaron que tanto la madre como la criatura milagrosamente estaban a salvo.

Sin duda esta mujer ha demostrado que el amor materno puede soportarlo todo, con tal de mantener con vida a su hijo. Si aún no lo crees, te compartimos el video que da testimonio de este hecho.

Comments